Tradición Bizantina: El rey Abgar de Edesa

,

Tradición Bizantina

El rey Abgar de Edesa

le_fonti_islamiche_sulla_sindone
Imagen: Abgar V recibe la imagen milagrosamente impresa de Jesús.

Según la Historia de la Iglesia, escrita en el siglo IV por Eusebio de Cesarea (Historia Ecclesiae 1.13.5 y 22.2) el rey Abgar V de Edesa escribió a Jesús, pidiéndole que viniera a curarle de una enfermedad. Eusebio decía haber traducido y trascrito la carta original que se encontraba entre los documentos de la cancillería siria del rey de Edesa. En el documento de Eusebio, Jesús responde por carta, diciendo que cuando complete su misión terrenal y ascienda a los cielos, enviará a un discípulo para sanar a Abgar (y así lo habría hecho). No se menciona ninguna imagen a Jesús, por lo que esto sería una adición posterior a la historia. No obstante, la leyenda insiste en que la respuesta fue enviar directamente al apóstol Judas Tadeo o a Tadeo de Edesa (uno de los setenta discípulos mencionados en Lc 10, 1-24) a Edesa portando una tela que llevaba impresa la Santa Faz de Jesús, por cuya virtud el rey sanó milagrosamente.

El Mandylion desapareció durante la conquista sasánida de Edesa en 609 y en el s. X se llevó a Constantinopla, donde fue recibida con gran pompa por el emperador Romano I, que la depositó en la capilla del Gran Palacio de Constantinopla. Allí permaneció hasta que los Cruzados saquearon la ciudad en 1204, llevándose gran parte de sus tesoros a Europa occidental. Ningún texto de esa época menciona el destino posterior del Mandylion.

Imagen: El apóstol Judas Tadeo porta la Verdadera Imagen de Cristo.
SONY DSC
Compartir
  •  
  •  
  •